Salvamanteles Redondos

Manteles individuales redondos: decorativos y prácticos al mismo tiempo

Los manteles individuales redondos no sólo son un atractivo visual y un acertado accesorio para el hogar, sino también una fiable protección para la mesa. Se distribuyen en cada lugar de la mesa. Mantienen alejados los líquidos y la suciedad. También evitan que la mesa se desgaste prematuramente o se raye. Por supuesto, los salvamanteles redondos no sólo son adecuados para el comedor y la cocina. Pueden utilizarse igualmente en la mesa del patio o del balcón.


Salvamanteles redondos en colores modernos y clásicos

Los manteles individuales son una forma estupenda de dar nueva vida al comedor o a la cocina. También se pueden utilizar diferentes colores para crear distintos efectos. Los salvamanteles redondos en colores neutros como el blanco o el gris, por ejemplo, son ideales para los interiores minimalistas. Quedan bien con una mesa de cristal o de madera lacada en blanco.

Los colores cálidos, como el naranja y el rojo, crean un ambiente agradable y familiar. Armonizan bien con las mesas de madera natural, por ejemplo. Los conjuntos en colores como el verde o el marrón aportan un toque natural. En primavera, puedes crear variedad con colores pastel suaves. Si cambias los manteles individuales redondos de vez en cuando, puedes influir significativamente en el efecto de la habitación por poco dinero y con poco esfuerzo.

Manteles individuales Redondos frutero

Manteles individuales redondos con motivos divertidos

Por supuesto, no sólo hay salvamanteles de color liso. Los motivos divertidos que tienen una forma redonda por naturaleza proporcionan risas en la mesa del desayuno o en la mesa del café. Por ejemplo, hay manteles individuales que parecen un trozo de naranja, limón o kiwi. Otros tienen forma de galleta o de pizza. Estos modelos son perfectos para interiores modernos y juveniles.

Salvamanteles redondos originales

Manteles individuales redondos de diferentes materiales

Los manteles individuales redondos suelen ser de plástico hidrófugo. Estos modelos se pueden limpiar fácilmente con un paño húmedo. También puedes optar por salvamanteles de tela. Para ello se suele utilizar el algodón. Gracias a su superficie texturizada, estos conjuntos tienen un aspecto de especial calidad. Estos modelos se pueden limpiar fácilmente en la lavadora. Los manteles individuales de ratán tienen un aspecto muy natural. Se pueden limpiar con un paño húmedo.